26 diciembre, 2019 caballadmin

Melva de Andalucía y Caballa de Andalucía, el sabor del mar para arrancar 2020

La Melva y la Caballa de Andalucía son productos naturales que vienen de las tierras onubenses, Ayamonte e Isla Cristina y de la tierra gaditana Tarifa: paraísos a tu alcance que merecen descubrirse lata a lata.

A continuación, os vamos a contar todo sobre estos productos de calidad y por qué son ideales para darle sabor al final de la Navidad.

Propiedades de la Melva de Andalucía y la Caballa de Andalucía

Hoy en día la sociedad valora muy positivamente el hecho de que los productos sigan unos procesos naturales y artesanales, ya que existe una fuerte concienciación sobre el consumo de productos responsables con el medio ambiente y sobre el consumo de productos no ultra procesados.

La Melva y la Caballa de Andalucía al ser un pescado azul, contiene un alto valor nutricional, ya que aporta gran cantidad de vitaminas y proteínas que ayudan a protegerte, por ejemplo, de posibles resfriados. Además de eso, contienen ácidos grasos Omega 3 (EPA Y DHA) que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y a reducir el colesterol LDL (“el malo”).

El bajo porcentaje de grasas e hidratos de carbono que caracteriza al pescado azul, les añade gran valor a estos productos, así como el hecho de que esté libre de químicos y aditivos.

Para seguir sumando beneficios de la Melva de Andalucía y la Caballa de Andalucía, añadimos el hecho de que están conservadas en aceite de oliva, que funciona como conservante natural debido al alto porcentaje de vitamina E que contiene. De todo esto hablaremos a continuación.

Proceso de elaboración

Para conseguir que el producto sea natural y libre de químicos y aditivos, se llevan a cabo una serie de procedimientos artesanales.

Tras recibir en la fábrica el pescado procedente de las costas andaluzas, los trabajadores se ponen manos a la obra y comienzan con el primer paso del proceso, descabezar, eviscerar y lavar la melva y la caballa. Cocer en agua con sal, es el segundo paso, y seguido a esto, se atempera el producto y pasa a un proceso de refrigeración.

Los siguientes pasos, son lo que diferencian la Melva y la Caballa de Andalucía con el resto, ya que sigue un proceso totalmente artesanal.

Empieza así, el pelado y el envasado tradicional en el que los trabajadores y trabajadoras cuidan con mucho mimo cada pieza de melva y caballa que pasa por sus manos.

Una vez envasado el producto, se le añade aceite de oliva, dándole más valor gracias a que le aporta el maravilloso sabor de nuestra tierra. Además, otra de las razones por las que el Consejo Regulador de Melva de Andalucía y Caballa de Andalucía elige aceite de oliva, es por el hecho de conseguir un conservante y aislante natural y remarcar los beneficios de sus productos. Asimismo, el aceite de oliva previene que los microorganismos perjudiciales para nuestro producto entren en contacto con este.

Tras llevar a cabo todo este proceso, pasamos a los últimos pasos, el sellado de la lata y el proceso de tratamiento autoclave que se le da a todas las latas de Melva y Caballa de Andalucía. Este último, es el proceso de esterilización que se lleva a cabo en cada lata del producto con el fin de garantizar un sello de calidad.

A pesar de que el aceite de oliva prevenga que microorganismos perjudiciales convivan con nuestro producto, esto no es suficiente. Cada lata se somete a altas temperaturas para eliminar los organismos que puedan estar en contacto con nuestro producto cuando este está a temperatura ambiente.

Gracias a las temperaturas a las que se enfrentan las latas de Melva y Caballa de Andalucía, se garantiza la eliminación de todos los posibles virus y bacterias que se encontraban en ellas.

Melva y la Caballa de Andalucía, los mejores complementos para darle sabor al 2020

Después de todo lo que hemos visto… ¡cómo no vamos a consumir Melva y Caballa de Andalucía!

Las propiedades naturales y artesanales hacen que este producto sea uno de los mejores complementos para incorporar en tu dieta este 2020. Llevarás a tu boca todo el sabor del mar de Ayamonte, Isla Cristina y Tarifa y mantendrás una dieta llena de productos naturales, además de ¡riquísimos!

Share