La importancia de la industria conservera en la economía andaluza La importancia de la industria conservera en la economía andaluza
26 agosto, 2019 caballadmin

La importancia de la industria conservera en la economía andaluza

economía y conserva andaluza

 

La industria conservera de Andalucía es uno de los motores económicos más importantes que posee nuestra Comunidad Autónoma. Así lo recogen los datos del Análisis Socioeconómico de la Pesca en Andalucía, que muestran a las claras la gran importancia de las empresas conserveras en todo el territorio, con un impacto en la economía tanto a nivel nacional como internacional de gran calado.

Pero, ¿cuánto genera la industria conservera en Andalucía?

Según los datos que arroja el informe de la Conserjería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, la industria conservera factura al año un total de 255 millones de euros y genera un empleo para 2.000 profesionales. Empleos que van desde la propia pesca, pasando por la descarga de la materia prima y acabando en la tradicional labor de la limpieza del mismo con el eviscerado, pelado y la preparación artesanal.

 

Un motor económico y social

Las industrias conserveras situadas bajo el paraguas del sello de Melva de Andalucía y Caballa de Andalucía llevan generando empleo para hombres y mujeres durante tres generaciones distintas. El compromiso de la industria no es solo observable a través del producto, sino que se muestra en el compromiso por la sociedad.

Solo en la fábrica de USISA (Isla Cristina, Huelva) trabajan fijas 250 mujeres limpiando y estibando el pescado; número que se eleva a las 350 en los momentos de mayor producción y que puede superar los más de 500 empleados. Este es, sin duda, un buque insignia de la incorporación de la mujer al mundo laboral, sustentado en una labor artesanal.

Ya desde su creación, la mayoría de estas empresas conserveras han dado muestras de apostar por un empleo estable. Sin ir más lejos, Tejero (Isla Cristina) se ha mantenido en todo momento con su plantilla fija. En el 2017 USISA contrató a un 2,58% más que el año anterior consiguiendo que su plantilla fija alcanzara el 30,76%.

Otro de los ejemplos más llamativos es el caso de la localidad de Tarifa (Cádiz), donde los oficios ligados a la industria están tan arraigados que gran parte de la localidad se beneficia directa o indirectamente de la misma. Es un motor económico y social ligado a las localidades costeras de Huelva y Cádiz.

 

La exportación supera el 40% de la producción de toda la industria

Estas industrias conserveras elaboran sus propias marcas que venden a lo largo y ancho del territorio nacional. No obstante, la exportación supone cerca de la mitad de la producción, principalmente con destinos como Italia, Bélgica, Francia o Alemania.

La Unión Europea es el principal cliente exterior de la industria, aunque encontramos países como Estados Unidos, Canadá o Australia que apuestan también firmemente por productos como la Melva de Andalucía y la Caballa de Andalucía.

Sin embargo, precisamente desde nuestra Comunidad Autónoma, provienen los principales clientes de la industria. Tanto es así que la producción de estas fábricas que se queda en tierras andaluzas ronda en torno al 58% – 60%.

La calidad de los productos es la principal razón por la cual estas conservas son tan reclamadas tanto a nivel nacional como internacional. Un alimento lleno de valores nutricionales que cada vez está más presente tanto en nuestros hogares como en las cocinas gourmet de los restaurantes.

Share